Aromaterapia, armonía para el alma

La aromaterapia, o terapia con aceites esenciales, se refiere a una variedad de terapias tradicionales, alternativas o complementarias que utilizan aceites esenciales y otros compuestos de plantas aromáticas.

Los aceites esenciales se han utilizado durante casi 6.000 años, con el objetivo de mejorar la salud o el estado de ánimo de una persona.

La Asociación Nacional de Aromaterapia Holística (NAHA) define la aromaterapia como “la aplicación terapéutica o el uso medicinal de sustancias aromáticas (aceites esenciales) para la curación holística”.

En 1997, la Organización Internacional de Normalización (ISO) definió un aceite esencial como un “producto obtenido a partir de materia prima vegetal, ya sea por destilación con agua o vapor, o del epicarpio de frutos cítricos por un proceso mecánico, o por destilación en seco”.

Aromaterapia en casa, descubre los beneficios de diferentes olores
Se ha encontrado que una variedad de aceites esenciales tienen varios grados de actividad antimicrobiana y se cree que tienen propiedades antivirales, nematicidas, antifúngicas, insecticidas y antioxidantes . Las aplicaciones de aromaterapia incluyen masajes, aplicaciones tópicas e inhalación. Sin embargo, los usuarios deben ser conscientes de que los productos “naturales” también son químicos y pueden ser peligrosos si se usan de manera incorrecta. Es importante seguir los consejos de un profesional capacitado al usar aceites esenciales.

La aromaterapia se usa normalmente por inhalación o como aplicación tópica.

Inhalación:

Aromaterapia y aceites esenciales: algo más que una fraganciaLos aceites se evaporan en el aire mediante un recipiente difusor, spray o gotitas de aceite, o se inhalan, por ejemplo, en un baño de vapor. Además de proporcionar un olor agradable, los aceites de aromaterapia pueden brindar desinfección respiratoria, descongestionantes y beneficios psicológicos.

La inhalación de aceites esenciales estimula el sistema olfativo, la parte del cerebro conectada al olfato, incluida la nariz y el cerebro. Las moléculas que entran por la nariz o la boca pasan a los pulmones y, de ahí, a otras partes del cuerpo.

A medida que las moléculas llegan al cerebro, afectan el sistema límbico, que está relacionado con las emociones, la frecuencia cardíaca, la presión arterial , la respiración, la memoria, el estrés y el equilibrio hormonal. De esta manera, los aceites esenciales pueden tener un efecto sutil pero holístico en el cuerpo.

Aplicación tópica:

Los aceites de masaje y los productos para el baño y el cuidado de la piel se absorben a través de la piel. Masajear el área donde se aplicará el aceite puede estimular la circulación y aumentar la absorción. Algunos argumentan que las áreas que son más ricas en glándulas sudoríparas y folículos pilosos, como la cabeza o las palmas de las manos, pueden absorber los aceites con mayor eficacia.

Los aceites esenciales nunca se aplican directamente sobre la piel. Siempre deben diluirse con un aceite portador. Por lo general, la concentración es de unas gotas de aceite esencial a una onza de aceite portador. Los aceites portadores más comunes son el aceite de almendras dulces o el aceite de oliva.

¿Quieres aprender más sobre aromaterapia? Toma el curso presencial Técnicas de equilibrio y armonía que comenzará el 13 y 14 de noviembre. Visita nuestra página de Facebook y pregunta por este curso que se impartirá en Texcoco, Estado de México y que tendrá validez antes la SEP.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *