Farmacia viviente en su jardín

Plantas medicinales para sembrar en casa | Blog Elangreen

En el Programa Universitario de Medicina Tradicional y Terapéutica Naturista, del Departamento de Fitotecnia de la Universidad Autónoma Chapingo, se estudia la Medicina Tradicional Mexicana, desde sus bases europeas, negras e indígenas hasta la actualidad, con la finalidad de contribuir a dilucidar sus principios teóricos y metodológicos para la obtención de conocimientos y su aplicación en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades; también se analizan, desde el punto de vista científico, las terapias naturistas, considerando como base fundamental a su aplicación, aceptación y eficacia para los habitantes de México.

Para el estudio de la Medicina Tradicional Mexicana se parte de la premisa siguiente: La Medicina Tradicional Mexicana tiene bases terapéuticas racionales y lógicas, acumuladas, perfeccionadas y probadas a través de los siglos, las cuales, de acuerdo con las ciencias actuales, podrían considerarse como pertenecientes a las áreas de la química, física, biología y psicología, entre muchas más.

Plantas medicinales que debes tener en casa

En las comunidades la gente tiene en sus jardines y corrales una pequeña colección de plantas que podríamos denominar “cuadro básico” para tratar las enfermedades más comunes y leves. El cultivo de plantas medicinales se hace con la única finalidad de disponer de remedios herbolarios frescos y no contempla más allá de la enseñanza empírica ocasional, por lo que tienden a desaparecer los conocimientos herbolarios del pueblo.

La Farmacia Viviente se concibe como la interacción que se establece entre los seres humanos y las plantas medicinales, a través de un proceso de reproducción equilibrado en un espacio, tiempo y ambientes determinados. Se define también como un conjunto de especies establecidas en un lugar preciso y que son aprovechadas racional y permanentemente para prevenir o curar enfermedades.

Hablar de Farmacia Viviente es hablar de plantas vivas y de seres humanos con necesidades concretas de salud. La interacción entre humanos y plantas puede darse a nivel individual, familiar, grupal o comunitario en el contexto de la satisfacción de sus necesidades. La base material que sustenta la Farmacia Viviente es su cualidad potencial de ser proveedora de recursos terapéuticos en el momento que se requieran.

La Farmacia Viviente es un concepto donde convergen entidades biológicas medicinales, con el conocimiento ancestral y contemporáneo relacionado con el tratamiento de múltiples padecimientos. En este espacio socio biológico no sólo se obtiene medicina Natural como una simple y banal mercancía, sino que es un área donde estudian y conciben a las plantas medicinales desde una perspectiva integral, que va desde el conocimiento de la Tierra como nuestra madre y como sitio donde se anclan los vegetales y se suministran los nutrimentos necesarios para su óptimo desarrollo, así también se abordan las distintas formas de multiplicación de la botánica medicinal, la influencia de la fertilización , riego, secado y las condiciones ecofisiográficas relacionadas con la concentración y traslocación de los principios activos de las plantas medicinales. Este cúmulo de conocimientos esta circunscrito en un contexto cultural, tradicional y científico, con la intensión de edificar una hibridación de conocimientos que den la pauta a un uso eficiente de la flora medicinal nativa y exótica.

El curso de farmacia viviente está dirigido a terapeutas en general, practicantes de la Medicina Complementaria y Tradicional, así como a médicos tradicionales Investigadores, Agrónomos, Biólogos, Químicos, Campesinos y Público en general interesados en el uso terapéutico y manejo de plantas medicinales y aromáticos.

Retomado de: Mendoza G. y Lugo, R. (2010). Farmacia Viviente conceptos, reflexiones y aplicaciones. Universidad Autónoma Chapingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *